Resumen

 

La fabricación de baldosas cerámicas en la UE genera residuos en diferentes etapas del proceso de producción. La cantidad total estimada de residuos es de más de 3 millones de toneladas al año. Un porcentaje significativo de éstos no puede ser reciclado en los propios productos cerámicos y en los procesos actuales debido al cambio en el comportamiento de las composiciones de cerámica durante el proceso de fabricación y a las propiedades finales de la baldosa. Como resultado, una cantidad importante de residuos se destina a vertederos o se utiliza como material de relleno que proporciona un valor añadido muy bajo. El principal objetivo del proyecto es lograr cero residuos en la fabricación de baldosas cerámicas. Para ello, se plantean dos objetivos principales:

• El desarrollo de un nuevo tipo de baldosas de cerámica para uso exteriores (pavimentación urbana) en el que se pueda incorporar, tanto en el soporte como en el esmalte, un elevado contenido de residuos cerámicos. También se considerará la incorporación de otros residuos de procesos intensivos en consumo energético (como centrales térmicas o de fabricación de vidrio).

• El diseño de un proceso de preparación del soporte altamente sostenible para la fabricación de las baldosas cerámicas anteriores, basado en la tecnología de molienda en seco y capaz de reciclar todo tipo de residuos de cerámica granulados.

Otros objetivos del proyecto son:

• El desarrollo del nuevo producto a partir de una perspectiva del análisis del ciclo de vida de la baldosa.

• La cuantificación y caracterización de la totalidad de residuos generados en la fabricación de baldosas cerámicas y empresas relacionadas (proveedores de materia prima, fabricantes de esmaltes e instalaciones de pulido) y aquellos procedentes de otras industrias de uso intensivo de energía cuyas instalaciones se encuentren próximas (hasta 100 km de distancia) a las empresas cerámicas.

• El diseño de soportes y esmaltes capaces de reciclar todo tipo de residuos.

• La extensión de los resultados del laboratorio a la industria y la determinación de las nuevas variables de proceso.

La difusión de los resultados del proyecto al público objetivo (empresas cerámicas, administraciones públicas, prescriptores y público en general) especialmente en otros países europeos fabricantes de cerámica con el fin de que lo puedan replicar.